Curso «Diseño Eficaz en PowerPoint», de Natalia Colmenero » Ricardo de Pablo - Corrector de textos
16474
post-template-default,single,single-post,postid-16474,single-format-standard,bridge-core-1.0.6,et_monarch,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-25.9,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive

Curso «Diseño Eficaz en PowerPoint», de Natalia Colmenero

PowerPoint

Si Microsoft Word es una herramienta en general mal conocida y usada, otro tanto puede decirse de PowerPoint. Todos nos hemos visto en alguna ocasión sometidos a presentaciones plúmbeas que pretendían embutir en una sola diapositiva todas las particularidades de un tema. Peor aún: es probable que en alguna ocasión todos hayamos sometido a nuestros semejantes a una presentación así. No por maldad (o no siempre), sino por ignorancia de las inmensas posibilidades comunicativas de la herramienta que estábamos usando.

PowerPoint no empezó a formar parte de mis programas de trabajo habituales hasta que comencé a impartir talleres sobre trucos y técnicas de corrección con Word. Cuando me puse a componer mis primeras presentaciones comprendí que me estaba perdiendo cosas, y se las estaba hurtando a mis alumnos, por no dominar la herramienta en toda su extensión.

Imagen de una diapositiva en la que se han aplicado los principios de comunicación visual.

No es difícil apreciar las posibilidades que ofrece PowerPoint cuando contemplamos lo que un diseñador profesional es capaz de hacer con él. Con un poco de trabajo, todos podemos lograr resultados similares.

Fue así, tratando de remediar esta ignorancia, como me encontré con la web de Natalia Colmenero. Economista reconvertida en diseñadora y experta en transformar presentaciones soporíferas en piezas de elegante y, sobre todo, eficaz diseño (véase su portfolio), Colmenero comparte sus trucos en su blog y en su canal de YouTube.

El curso

De ocho horas de duración repartidas en cuatro clases de dos (emitidas en directo), el curso cubre una amplísima gama de temas.

En primer lugar, y para los alérgicos a la informática, hay que avisar de que, en rigor, no se puede decir que se trate de un curso de PowerPoint, sino de uno de comunicación visual y principios de diseño gráfico aplicados a PowerPoint, cosa mucho más interesante y productiva.

Contenidos

Los contenidos se abren con una presentación de la interfaz de PowerPoint. A partir de ahí se despliegan para mostrar ordenadamente buenas prácticas de diseño tales como, por ejemplo, trabajar siempre a partir de una diapositiva en blanco, prescindiendo de las estructuras predefinidas del programa (aprenderemos a modificarlo de modo que la hoja en blanco se convierta en la opción por defecto).

Ejemplo de diapositiva de PowerPoint en la que se recogen las decisiones de estilo a las que se va a ajustar la presentación.

Un concepto con el que cualquier corrector está familiarizado: la guía de estilo. Como en cualquier documento, la coherencia interna también es un elemento esencial de las presentaciones. Componer una breve guía de estilo antes de empezar a diseñar impedirá que introduzcamos discordancias que ensucien la nuestra.

Se nos ofrece una introducción a la tipografía, a la teoría del color y a conceptos de diseño tales como peso, alineación y distribución, combinación de imágenes e información, acción combinada de líneas y figuras, etcétera. Evidentemente, el tiempo no permite profundizar en ellos, pero sí se tratan con la suficiente extensión para que quien los encuentre por primera vez se haga una idea cabal de su importancia y aprenda a manejarlos con algún criterio.

Aprenderemos igualmente a crear elementos de gran impacto visual, como índices, líneas temporales, organigramas o gráficos móviles. Todo ello con ejemplos resueltos en directo por la profesora y extraídos de su propio trabajo.

También resultan muy útiles las referencias a las posibilidades que PowerPoint nos ofrece más allá de su misión primera de crear presentaciones. Por ejemplo, podemos servirnos de él para componer imágenes destinadas a otras plataformas, o para bosquejar páginas web.

(El diseñador profesional que pueda leer esto estará sonriendo con desprecio ahora mismo, pero debe tener en cuenta que, para la mayor parte de los usuarios, el diseño que ofrecen los programas ofimáticos —bien utilizados— es más que suficiente para cubrir todas las necesidades).

Materiales

Una de las mejores cosas del curso es la abundancia de los materiales con los que se complementa. Al finalizar, recibiremos la grabación de las clases, acompañada de multitud de recursos:

  • plantillas de PowerPoint,
  • iconos,
  • fuentes,
  • hojas resumen de lo visto en las clases,
  • enlaces a bancos de imágenes y recursos varios.
Dado que la composición de presentaciones es un trabajo que suele hacerse luchando contra el reloj, estos recursos, además de servir de estímulo para la imaginación, nos ahorrarán muchísimo tiempo y trabajo, ya que podremos adaptarlos fácilmente a nuestras necesidades.

Conclusión

Hay voces, muchas de ellas de gente sensata, que claman contra PowerPoint, pero más justo sería hacerlo contra quienes dilapidan sus posibilidades por no tomarse la molestia de lanzarse a un pequeño esfuerzo de aprendizaje. Quienes sí estén dispuestos a invertir algo de tiempo en el tema, no tardarán en obtener beneficios. Los cursos de Natalia Colmenero son una excelente introducción en los principios de la comunicación visual y pueden ser aplicados no solo sobre PowerPoint sino sobre cualquier otro programa de presentaciones.